En ocasiones, a la hora de pensar en cualquiera de las comidas del día, no tenemos mucha creatividad, y una intolerancia no implica comer poco, comer mal, o quedarse con hambre. Por eso, os comparto un desayuno muy saludable al que yo recurro habitualmente, y se trata de papaya con yogur y jarabe de arroz.

La papaya es una de las frutas recomendadas por tener un bajo índice de fructosa y aportar vitamina C, incluso más que la naranja.
Además, favorece la absorción de hierro y la formación de colágeno, entre otras propiedades también como la de antioxidante.

Esta deliciosa fruta, me gusta comerla con jarabe de arroz, ya que le da un toque muy sabroso.

Aquí os dejo la receta fácil y sencilla que podrás hacer rápidamente por la mañana:

1 Yogur natural (puede ser deslactosado)
1 Puñado de nueces o frutos secos
2 Rebanadas de papaya
Jarabe de arroz al gusto

En un bol mezclamos todos los ingredientes anteriores y listo! Sin apenas esfuerzo obtenemos un desayuno saludable y equilibrado.

Si quieres encontrar productos sin fructosa échale un vistazo a nuestra TIENDA ONLINE