Ha llegado el otoño y apetece la comida caliente, y nada mejor que unas crepes. Esta receta la hemos adaptado para la intolerancia a la fructosa, a la lactosa y al gluten. Lo que más nos gusta, es que podéis rellenarlas de dulce o salado, además de ser una receta muy sencilla de hacer y que se puede comer a cualquier hora del día.

Ingredientes para 4 personas:
250 ml de leche sin lactosa o leche vegetal
3 huevos
30 gr. de mantequilla sin lactosa
150 gr. De harina de arroz
1 cucharada de azúcar de maíz
Una pizca de sal

Elaboración:
En un bol, bate los 3 huevos, agrega la leche y la mantequilla derretida.
Tamiza la harina de arroz y el azúcar de maíz. Agrega a la mezcla anterior.
Mezcla bien los ingredientes y reserva en la nevera por media hora.
Calienta la sartén a fuego medio, y agrega un poco de mantequilla para que no se pegue la mezcla.
Reparte la mezcla por la sartén, creando una capa muy fina. Gira la crep cuando esté hecha por un lado, para que se haga por ambos lados.
Rellénalas con crema de avellanas, mermelada, jamón dulce y queso, o lo que más te guste!