Selecciona categoría

Es curioso que, desde pequeños, aprendemos ciertos hábitos que no solemos cuestionarnos, como el cepillado de dientes con una pasta dentífrica.

Evidentemente, es un hábito saludable que nos ayuda a mantener en buenas condiciones nuestros dientes y encías. Además nos evita las constantes visitas al dentista.

Sin embargo, en las intolerancias alimentarias, como la intolerancia a la fructosa y sorbitol, solemos mirar con lupa los ingredientes.

Cualquier tipo de alimento, medicina o incluso productos cosméticos que nos pudieran causar algún tipo de reacción o malestar es revisado minuciosamente..

En el caso que nos ocupa, la mayor parte de pastas de dientes comerciales suelen contener sorbitol, que es un polialcohol o azúcar alcohol muy utilizado en la industria cosmética.

Aunque no ingerimos el sorbitol directamente, los dentífricos en los casos más severos de intolerancia al sorbitol también puede ocasionar algún tipo de molestia.

Así pues, es importante que observes los ingredientes que contienen las pastas dentales, ya que en el mercado existen muchas y muy diversas que no contienen sorbitol.